Margaret Myers dictó conferencia coorganizada por el IEI

En la oportunidad se refirió al interés chino por América Latina y a la postura que sobre el mismo tiene Estados Unidos. Su visita a nuestro país fue iniciativa del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, el Programa Asia Pacífico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y del Centro de Estudios Avanzados y Extensión de esta misma casa de estudios.

Un significativo “punto” político se habría anotado el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luego de anunciar un acuerdo inicial (Fase 1) con la administración de Xi Jinping y el cual se oficializaría tras la firma del documento, hecho que se llevaría a cabo en Chile, en el marco de la Reunión de Mandatarios de la APEC.

Pero ese es el escenario en el plano político, pues en el económico-comercial este acuerdo inicial no da la confianza necesaria como para intuir un aceleramiento económico global. Por lo menos así lo estima la Directora del Programa Asia y América Latina del Diálogo Interamericano, Margaret Myers, de visita en nuestro país invitada por el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, el Programa Asia Pacífico y el Centro de Estudios Avanzados y Extensión de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Myers realizó la conferencia “América Latina entre Estados Unidos y China: comercio, inversión y tecnología”, la cual fue posteriormente comentada por el profesor del Instituto de Investigaciones Gino Germani, Ignacio Sabbatella.

En la oportunidad, la académica pasó revista al vertiginoso interés que la potencia asiática mostró por América Latina y cuyo peak se registró el año pasado, con un record tanto en materia de importaciones como de exportaciones. A ello se suman los sendos acuerdos portuarios que China ha suscrito en América Latina y el Caribe, con más de 20 proyectos en distintas fases de desarrollo.

Myers destacó que la rápida consolidación de relaciones entre China y los países de la región, generó gran preocupación en Estados Unidos, sobre todo por los efectos que el gigante asiático podía tener en materia de gobernanza, capacidad reguladora y seguridad tecnológica. Pero esto no sería nuevo, pues el gobierno norteamericano estaría evaluando los intereses chinos en América Latina desde la década del ’90.

“Debt trap diplomacy”

Durante su alocución, la Directora del Programa Asia y América Latina del Diálogo Interamericano también se refirió al concepto de “debt trap diplomacy”, tipo de diplomacia basada en la deuda realizada en las relaciones bilaterales entre países. Implica que un país acreedor extienda intencionalmente un crédito excesivo a otro, con la supuesta intención de extraer concesiones económicas o políticas del país deudor cuando no pueda cumplir con sus obligaciones de deuda.

Se trata de una práctica que ha sido asociada a la política exterior china, especialmente durante la administración de Xi Jinping, quien de esta forma habría expandido la influencia asiática en Latinoamérica y el Caribe, a través de importantes inversiones en infraestructura, energía e interconexión.

Es así como analistas occidentales incluso han llegado a sugerir abiertamente que la “debt trap diplomacy” de China podría ocultar intenciones hegemónicas e importantes desafíos en materia de soberanía de los Estados, postura que no hace más que confirmar las aprehensiones por parte de Washington.

Margaret Myers

En su labor como Directora del Programa Asia y América Latina del Diálogo Interamericano, en 2011 Margaret Myers creó un Grupo de Trabajo de Diálogo de China y América Latina, con el objetivo de examinar la creciente presencia de la potencia asiática en la región.

En este mismo contexto y en colaboración con Iniciativa de Gobernanza Económica Global (GEGI) de la Universidad de Boston, Myers desarrolló la Base de Datos de Finanzas China-América Latina, la única fuente pública de datos empíricos sobre préstamos estatales chinos en la región.

Asimismo, ha publicado numerosos artículos sobre la dinámica de liderazgo chino, los flujos de capital internacional, la política agrícola china y las relaciones entre Asia y América Latina, entre otros temas. 

En 2018, fue destacada por la Organización Global Americans como parte de la "nueva generación de intelectuales públicos".

Antes de llegar al Diálogo, Myers trabajó como analista de América Latina y analista de China para el Departamento de Defensa de los Estados Unidos y como analista senior para Science Applications International Corporation, consultora del Banco Interamericano de Desarrollo.

 

Instituto de Estudios Internacionales

Últimas noticias

Compartir:
http://uchile.cl/e158706
Copiar