BRICS y su V Cumbre: una Perspectiva Rusa

Héctor Repetto Vera - Analista e investigador - hector_repetto@hotmail.com

En la Durban, a orillas del Océano Índico, del 26 al 27 de marzo del año en curso, tuvo lugar la Quinta Cumbre del grupo BRICS, conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Fue la primera reunión en el continente africano; la próxima será una extraordinaria a celebrarse en septiembre próximo, en San Petersburgo.

El fenómeno BRICS ocupa un lugar específico en la política mundial y las relaciones internacionales. Es una formación interestatal que no se define como una alianza de Estados, o como unión de integración; tampoco es una organización internacional. No posee una carta, ni criterios de adhesión de nuevos miembros. Grandes distancias e incluso océanos separan a varios de sus participantes, y dos de ellos se han encontrado en conflicto. Sólo en algunos casos y esferas, las economías de los cinco Estados pueden ser reconocidas como complementarias. Los países BRICS no están comprometidos mediante convenios especiales.

Creado relativamente hace poco tiempo, el concepto BRICS comenzó a aparecer en la prensa progresivamente. Su formación se ha sustentado en puntos de vista comunes, lo que algunos denominarían, en un sistema no dominado por una potencia y partidario de un mundo multipolar. El 2006, durante la 61ª sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, se llevó a cabo un encuentro de sus Ministros de Relaciones Exteriores por iniciativa de Rusia; comenzaba la historia política del entonces BRIC, constituido como plataforma de negociaciones de poca intensidad.

La primera reunión de Jefes de Estado tuvo lugar el 9 de julio de 2008 en Yoyazo-Onsen (Hokkaido, Japón), después de la cumbre del G8. Allí acordaron realizar una cumbre a gran escala en Ekaterimburgo (cumplida el 16 de mayo de 2009). En 2010 las negociaciones cumbre en el marco del BRIC coincidieron con el encuentro IBSA en Brasilia. En 2011, en Sanya (RPCH), Sudáfrica fue invitadaresultando así el BRICS, asociando una visión africana a este nuevo grupo. Este elemento estuvo presente en la agenda de Durban que se tituló "BRICS y África - sociedad para el desarrollo, la integración y la industrialización". La idea de un balance a los Estados Unidos había estado presente en los años 97 y 98, tras la promoción por el Ministro de RR.EE. ruso Yevgeni Primakov, de una "alianza" entre Rusia, China e India como un "triángulo estratégico".

En estos años, la aparente artificialidad de la idea BRIC no ha resultado fundada, dada la participación de China, India y Brasil. El desafío es ciertamente, aportar un enfoque propio en los problemas globales. La creación del BRICS ¿puede evidenciar, entre otras cosas, que la política mundial no funciona por la vía institucional y que el derecho internacional de las organizaciones internacionales está en decadencia? Instrumentos informales como el Grupo de los 8, el Grupo de los 20, entre otros, reflejan ciertamente la complejidad de las relaciones internacionales contemporáneas, pero no necesariamente ese tipo de crisis.

La sigla BRICS, curiosamente, se atribuye a expertos de la Agencia Goldman Sachs, que en base a la relación de dos criterios -ritmos y potencial de crecimiento de las economías- singularizaron en 2001 a Brasil, Rusia, India y China como países que poseían el mayor potencial de crecimiento, en el ámbito de las inversiones y como mercados con gran potencial. En cuanto a su participación en las estadísticas mundiales, el grupo BRIC no era más que una abstracción. El proceso mismo de establecimiento del BRIC en los años 2005-2008, correspondió más bien a intereses políticos y económicos orientados a protegerse de posibles desafíos como la crisis económica y su impacto sobre la situación mundial.

Los Estados BRICS conforman el 45% de la población del planeta y un tercio de su territorio. En ellos se crea un cuarto del PIB mundial y se concentra el 27% de la producción industrial del mundo. De acuerdo a evaluaciones del Banco Mundial, el crecimiento económico medio al interior del grupo fue de 4% en 2012. Dos de estos Estados son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, y otros dos manifiestan interés en llegar a serlo. Tres son potencias militares nucleares. En este grupo no hay Estados islámicos, aunque el Presidente de Egipto, Mohamed Mursi, ha manifestado interés en asociarse.

También han expresado interés en ingresar al BRICS, los líderes de Turquía e Indonesia. Es decir, en la agenda del BRICS puede estar la perspectiva de una asociación de "civilizaciones", donde están ya representadas las dos civilizaciones mundiales más antiguas, junto a sociedades industrializadas o en temprana etapa post industrialización.

Puede también verse que estos países no se relacionan con los circuitos de Occidente en forma tradicional. En la jerga económica, se trataría de mercados en rápido desarrollo, pero con una infraestructura de mercado aún no desarrollada e instituciones económicas menos diversificadas - la mayoría depende más del sector primario, materias primas, combustible, energía.

Se sostiene que algunos de los BRICS tienen mayor capacidad competitiva gracias al bajo valor de la fuerza de trabajo, a una seguridad social y una política ecológica menos exigentes. Su sello es la industrialización, más que los servicios. En ellos es característica la desigualdad social y regional. Destacan por una organización administrativa más centralizada, si bien diferente en cada caso, lo que haría posible la realización de grandes proyectos públicos o apoyados por el Estado. Se ha dicho que su dirigencia política es menos democrática (según estándares occidentales tradicionales), más centralizada y hasta autoritaria.

Lo que unió a los cinco Estados (con Sudáfrica), se mantiene después de siete años, plazo políticono extenso, pero tampoco insignificante. Gradualmente habrían ido configurando una perspectiva política mundial, esbozada en la Declaración de Nueva Delhi (2012), desarrollada en Durban. Desde la perspectiva rusa, existe una finalidad de independencia frente a la hegemonía de los EE.UU. y del dólar, con vistas a un mundo realmente multipolar.

Un impulsor del grupo, Rusia, ve el trabajo de los BRICS como uno de los aspectos estratégicos importantes de su política exterior. Pretendería su posicionamiento en el sistema mundial como "un nuevo modelo de relaciones globales, construido sobre las viejas líneas divisorias Oriente-Occidente o Norte-Sur". Se sostiene que Rusia desea expresar una voluntad política en la dirección de que los Estados BRICS profundicen la interacción en el marco de la agrupación, como uno de los elementos claves de un nuevo sistema de administración global, ante todo en la esfera financiera económica" . Para Moscú, los BRICS deben constituir un foro para el diálogo y la coordinación de posiciones de una gama limitada de problemas, mediante la interacción sobre cuestiones claves de la política mundial y especialmente de la economía.

De los BRICS se habla como sujeto de la política mundial; sus participantes entran en los "veinte" y son invitados a las cumbres de los "ocho". El BRICS periódicamente formula declaraciones de política general. Sin embargo, en la mayoría de las cuestiones, cada uno de los cinco países actúa individualmente, según sus propios intereses.

Evidentemente, entre estos países existen intereses que no coinciden, y apreciaciones diversas. Por ejemplo, los volúmenes de sus economías, las cuestiones territoriales, las barreras proteccionistas, las ambiciones de quienes quieren ser jugadores globales, etc. Rusia, por ejemplo, ha acumulado un enorme fondo de reserva y no tendría intención de ocuparlo en algo determinado. China también ha actuado según ese patrón.

Como BRICS, algunos países se inclinan a centrarse en la discusión de la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU; otros están más interesados en la creación del Banco de Desarrollo propio. Con todas las particularidades, se observa un aumento de la dinámica y del contenido de la cooperación, como lo demuestra la última cumbre de la agrupación en Durban, donde hubo tiempo para una reunión con hombres de negocios.

El lugar central de la agenda lo tuvieron las cuestiones relativas al saneamiento de la situación económica mundial, donde los países BRICS tienen una plataforma común acerca de la reforma de la estructura económico-financiera mundial. Se trata de la redistribución de cuotas y votos en el Fondo Monetario Internacional. El creciente peso económico de los países BRICS -señalan- (en los años 2011-2012, los ritmos de crecimiento de su PIB conjunto fue de 7,5%, mientras que los miembros de "los siete" alcanzaron 1,5%), exige una expresión adecuada en las organizaciones financieras internacionales (FMI y Banco Mundial). El G20, que actualmente preside Rusia, estuvo de acuerdo con esta resolución, y debe realizarse antes del año 2014.

Entre otras cuestiones importantes, en Durban se discutió la creación de varios instrumentos, como el Banco de Desarrollo y un Centro de Investigación Científica del BRICS. Se aprobó también, la idea de crear un Fondo Anticrisis de diez mil millones de dólares, y la formación del Consejo Empresarial Permanente, anunciado por la Presidenta Dilma Russeff, con el fin de alinear los esquemas de inversión multilateral, y desarrollar la cooperación empresarial de distintas ramas en torno a un programa de largo plazo. El trabajo en esta dirección continuará en la próxima cumbre.

Además, fue acogida la idea de crear un Secretariado del BRICS, que puede ser un instrumento de diálogo entre los gobiernos, como un recurso informativo; esta función la ha venido cumpliendo cada país anfitrión a la siguiente cumbre. Se piensa que mientras el grupo carezca de un centro de coordinación, no podrá ser una alianza plena.

La creación de un Fondo de Reserva Independiente. Se espera que "tendrá efecto positivo y profiláctico y que ayudará a los países del BRICS a evitar la aparición de problemas de liquidez y prestarse mutuo apoyo, elevando con lo mismo su estabilidad financiera", comentó el Presidente de la RSA Jacob Zuma. Según el Ministro de Finanzas de Rusia, Antón Siluanov, China hará el mayor aporte al financiamiento del fondo con 41 mil millones de dólares, mientras que Brasil, Rusia e India lo harán con 18 mil millones, y la RSA - 5 mil millones.

La creación de un Banco de Desarrollo propio, con un fondo cercano a los 100 mil millones de dólares, no se logró en Durban. No hubo acuerdo sobre el volumen del aporte inicial (10 mil millones de dólares, 2 mil millones por país miembro), lo que no hubiera sido fácil de aprobar en los Parlamentos. El estudio de la creación del Banco de Desarrollo del BRICS continuará a nivel de expertos; deberán elaborarse principios y reglas de funcionamiento (de mercado): tarea para la siguiente cumbre. A pesar de las diferencias socio-culturales, los BRICS han generado posiciones comunes frente a temas mundiales: Siria, Libia, Afganistán, Cercano Oriente, Irán. En Durban habrían dado un paso importante hacia la coordinación de esfuerzos: "Nuestra finalidad es el desarrollo continuo del BRICS y su transformación en un mecanismo completo de coordinación a largo plazo en un amplio círculo de problemas claves de la economía y política mundial".

En Durban se adoptaron dos documentos importantes: la Declaración Etekvinsky (de 47 puntos) y el Plan de Acción Etekvinsky (18 puntos). El primero evalúa la actual situación política y económica mundial y refleja enfoques comunes frente a los problemas actuales de la cooperación multilateral. El Plan de Acción, por su parte, especifica el trabajo de los BRICS para el año que viene, e incluye nuevos aspectos perspectivos de la interacción; nuevas áreas de cooperación, la lucha común contra la amenaza de la droga, la promoción de la juventud e intercambios educativos.

Una frase del economista de Goldman Sachs, JimO`Neil, a la revista alemana "Spiegel" antes de la reunión de Durban resume el ámbito en que se desenvuelven los BRICS: "En poco más de diez años, el PIB del grupo creció de 3 a 13 trillones de dólares. Los países del BRICS tienen potencial para enfrentar la caída global económica y crecer más rápido que el resto del mundo y sacar de la crisis a todos, a todos nosotros, siendo el motor del crecimiento económico mundial". Esto revela el interés del proceso a nivel mundial.

 

 

 

Últimas noticias

Compartir:
https://uchile.cl/e92506
Copiar